jueves, 5 de agosto de 2010

Salvemos a Sakineh


El pasado 24 de julio fueron detenidos la mujer del abogado de Sakineh Mohammadi Ashtiani, Mohammad Mostafaei, y el hermano de ésta. Hay preocupación porque el padre de su mujer haya podido ser también detenido. Se teme que su detención sea un intento de presionar al abogado por su defensa de  Sakineh Mohammadi Ashtiani. Mohammad Mostafaei fue interrogado por las autoridades iraníes el mismo día 24, aunque posteriormente fue puesto en libertad. En estos momentos está escondido y en contacto con organizaciones de derechos humanos.

Además, se cree que el hijo de Sakineh, Sajjad Qaderzadeh, ha sido presionado por las autoridades iraníes para que no conceda más entrevistas sobre el caso de su madre.

Mientras tanto, sigue sin aclararse la condición jurídica de Sakineh Mohammadi Ashtiani y todavía no hay garantías claras de que no será  lapidada.

Tu firma sigue siendo importante.
Sakineh Mohammadi Ashtiani, madre de dos hijos, está presa desde 2005. En mayo de 2006 fue condenada a recibir 99 latigazos por mantener una "relación ilícita" con dos hombres. Con posterioridad, fue declarada culpable de tener una "relación extramatrimonial" y condenada a morir por lapidación. 


En el juicio, dos de los cinco jueces del tribunal la declararon inocente, señalando que ya había sufrido una condena de flagelación y que no había pruebas suficientes de adulterio contra ella. Sin embargo, los otros tres, incluido el presidente del tribunal, la declararon culpable basándose en el “conocimiento del juez”, un principio de la legislación iraní que permite a los jueces adoptar una decisión en relación con la culpabilidad del acusado, aun en ausencia de pruebas claras o concluyentes. Por otra parte, según fuentes de la Magistratura iraní, pesaría sobre ella una condena a muerte por el asesinato de su marido, afirmación desmentida por uno de sus abogados.


El Tribunal Supremo confirmó la condena a muerte el 27 de mayo de 2007. Su indulto depende de la decisión de la Comisión de Amnistía e Indulto, que ya se lo ha negado dos veces. El gobierno iraní hizo público un comunicado el 8 de julio en el que informaba que Sakineh Mohammadi Ashtiani no sería lapidada. Posteriormente, el 13 de julio el Ministro de Exteriores de Irán, Manucher Mottaki, desmintió estas afirmaciones atribuyéndolas a “propaganda occidental”. Ante esta situación, es necesario que las autoridades iraníes aclaren a sus hijos y abogados cual es la condición jurídica actual de Sakineh Mohammadi Ashtiani. Hasta que tanto ella como su abogado hayan recibido una notificación oficial, estas declaraciones contradictorias no permiten descartar que pueda ser lapidada. 


El pasado 24 de julio fue detenida Fereshteh Halimi, la mujer de Mohammad Mostafaei, representante legal de Sakineh Mohammadi. Fereshteh Halimi fue detenida junto a su hermano Fahrad Halimi. Se teme que sean presos de conciencia, recluidos únicamente por su parentesco con Mohammad Mostafaei, destacado abogado de derechos humanos que aparte de a Sakineh Mohammadi Ashtiani defiende a varias personas condenadas a muerte por delitos cometidos cuando eran menores de edad. 


También  Sajjad Qaderzadeh, hijo de Sakineh Mohammadi Ashtiani, fue presuntamente interrogado por funcionarios del Ministerio de Información. Se teme que este interrogatorio tuviera por finalidad intimidarle para que no concediera más entrevistas sobre el caso de su madre.


Irán sigue teniendo uno de los índices de ejecución más altos del mundo. En 2009 fueron ejecutadas más de 388 personas, al menos 14 de ellas públicamente y al menos una mediante lapidación. Cinco de estas personas ejecutadas lo fueron por delitos cometidos cuando tenían menos de 18 años. Al menos 7 mujeres y 3 hombres siguen actualmente en riesgo de ser lapidadas en cualquier momento, y más de 135 jóvenes podrían ser ejecutados por delitos supuestamente cometidos siendo menores de edad.

2 comentarios:

pentangle dijo...

Como siempre enhorabuena por tus trabajos

Amarande Guzman dijo...

Muchisimas gracias...un saludo...:)))